Viernes, 06 de junio de 2008
 Desde finales del siglo se vienen celebrando en Galicia competiciones de traineras, trainerillas y bateles. Nuestra comunidad debuta en unos campeonatos estatales de traineras 1946, con la participación de un club Coruñes.
En bateles, el pionero en las pruebas estatales fue la Cofradía de Pescadores de Ribadeo, en 1950
http://clubremopuebla.spaces.live.com/
Una trainera es, originalmente, una embarcación propia de la costa cantábrica, impulsada a remo, y a veces vela, antiguamente dedicada a la pesca, pero hoy día al deporte de regatas. De líneas finas, proa alzada y popa redonda, resiste muy bien las olas del Mar Cantábrico, de 12 o 14 m de eslora y poca manga (unos 2 metros)
Los bateles fueron concebidos para la pesca de la costa con cinco metros de eslora  y armados de toletes y estrobos.
Es decir tanto la trainera como el batel se dedicaban a la pesca y después de las jornadas de trabajo, iban los marineros a participar en las regatas. Pionero en las competiciones estatales de bateles fue la Cofradia de Ribadeo
La tripulación original de Ribadeo estaba adscrita a la Cofradia de Pescadores Se la conocía como "Los Campanillas" porque la tripulación remataba, en un principio, con dos miembros de esta familia y posteriormente otros tres. Entre los tripulantes Chacho, Daniel, Justo, Victor, Pedro Moleto... pero ha habido otras tripulaciones distintas
Nombre de uno de los bateles, todavía recordado por los ribadenses, el Narval.

El batel, con sólo cuatro remeros, permitía que se pudiera formar tripulación sin grandes problemas incluso a partir de poblaciones poco numerosas, y Castropol, Ribadeo, Abres, Vegadeo, Figueras, El Espín y Navia lo hicieron; a veces por duplicado o triplicado. Con mayor o menor constancia y éxito, estos pueblos competían entre sí, y también, en ocasiones como los Campeonatos de Asturias o los Descensos del Eo con las potencias centroasturianas de la época, Soto del Barco y Avilés; y los mejores de todos ellos accedían a competiciones de ámbito nacional, como el Trofeo San Isidro de Madrid, la Copa de Falanges del Mar, la de Educación y Descanso, o, sobre todo, los Campeonatos de España. Y fue en esas competiciones nacionales de bateles donde Castropol comenzó a situarse en primera línea del remo español, especialmente en las primeras mitades de los años 50 y 60/Wikipedia

Algunos de los remeros de Ribadeo en las decadas de los años 40/50 fueron: Pie, Chacho, Justo, Viejo, Cafeiño, Bermeo, Pinga, Tiriri, Nra, Valente, Lolo, Crespo, Julio, Luis, Navarret, Eme, Cheta, Trapeiro, Roberto, Venancio, Carlos...

Bateles de Ribadeo: Porcillán, Cabanela, Mirasol...

La Bala trae ya una enorme distancia de ventaja. Ya entra en el anfiteatro flotante que forma la flota del Eo. Estallan los cohetes de la victoria. La música rubrica el triunfo. Ceñida por un homérico trueno de aplausos y aclamaciones entra la Bala, hasta embestir con furia en la meta. Los marineros, magros, graves, trágicos, bañados en sudor, con gesto de héroes, ponen una corona a su triunfo levantando los remos... Y Mario Laviada, el patrón de la Bala recoge la copa del triunfo y recibe la enhorabuena de las cuatro Marías, cuatro bellezas del Eo: María Vega, de la Vega; María Atalaya, de Ribadeo; María Ana, de Fígueras; María Torres, de Castropol  
http://www.clubdemarcastropol.com/history.htm

Millares comenzó a remar a los doce años en el club de Ribadeo, pero como remero se formó en Asturias, justo antes de tener que emigrar ante el bajón del remo regional. Su primera experiencia en este lado del Puente de los Santos fue en Remeros del Eo de Vegadeo, desde donde pasó a Castropol. «En 2003 hicimos una de las temporadas más bonitas que recuerdo», dice Millares con un leve acento vasco en sus palabras. «Ganamos el campeonato de España en el 8- y el de bateles, pero mi meta era continuar en la selección y participar en Sydney, pero...». Esa misma temporada tuvo que abandonar la selección por discrepancias con los directivos, más preocupados en sus propios intereses y perpetuarse en los cargos que en defender a unos remeros a los que bajaron del banco móvil. Fueron los casos de Jaime Ríos, Mauri Monteserín, Rubén Álvarez y el propio Millares: «En España el remo ha bajado mucho. Cuando empezaba éramos 28 skiff en un campeonato de España. Ahora pasan a la final directamente y nosotros remábamos hasta cuatro eliminatorias».
http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20060817/deportes/millares-esta-boga_20060817.html 

 Mauricio Monteserín, un remero nacido en Ribadeo, pidió que se le considerase como un representante asturiano en Sydney 2000. En la otra orilla se sitúa Carlos Loriente, nacido en Castropol, pero que tiene ficha con la Federación Gallega desde que su familia se trasladó a Ribadeo y su padre se convirtió en presidente del club de remo. Loriente no tuvo inconveniente en fotografiarse con la bandera de Asturias y al regreso de Atenas fue recibido tanto por el presidente del Principado como por el de la Xunta. Nada que ver con Jovino González, un palista nacido en Avilés, pero que se marchó de pequeño y se considera gallego a todos los efectos. Y, ante eso, no hay DNI que valga.
http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1894_47_601104__Deportes-Olimpicos-reservas


Más sobre los remeros del Eo
http://www.clubdemarcastropol.com/history.htm



El castropolense Pedro G Arias escribió Los Remeros del Eo y decía : La Grandeza de la fiesta envuelve a los remeros
les enardece y solicita la marinera canción
ved como saltan ligeros
sus remos del mar al son
Riñen en estas regatas (traen ocultas sagazmente sus banderas)

los cinco pueblos del Eo
Abres, La Vega y Figueras
Castropol y Ribadeo
En torno a las regatas hay cien barcos en maniobras giratorias
Aplauden las multitudes sabiendo que está
en su mano la victoria.




No se trataba de una regata al uso. Una trainera vasca,

un ballenero de las Azores, barcos llegados desde

Cartagena, dornas de las Rías Baixas, botes de Ribadeo

y de Ferrol... Todos los tripulantes disfrutaban de la

fiesta marítima. Daba igual quién fuese el primero, lo

importante era entretenerse al máximo en la primera

navegación/La Voz de Galicia

DE las regatas celebradas en 1923Ribadeo y Castropol,
Ribadeo y Castropol
eco de la mar lejana,
afiladas proas cortando
la gloriosa marejada.
¡Ay que una luz auroral
orienta las proas eoarias,
que harán que resuene el Eo
en los ámbitos de España!..
A golpe de remo va
a producirse la hazaña,
que son remeros del Eo
los que tienen la palabra...
PEDRO G. ARIAS

La “Azalea” anual de navíos de Ribadeo a Abres, el “Ascenso del Eo en Chalanas”, el “Descenso del Eo en Bateles”, son espectáculos deportivos de la actualidad. El batel de Abres que ganó las regatas de Ribadeo del 7 y del 11 de Septiembre de 1949, se entrenó entre La Choza y El Cañizo.


La Comisión de Fiestas de ´Ribadeo de 1925 organizó en agosto de aquel año una Semana Naútica con todo tipo de actividades marineras entre estas regata de Barlotes (lancha de pescadores ya desaparecida)

Cadro con 7 bateis en linea podemos ver no Oviedo Bar II (O bar de Rolle)

 


Publicado por a333 @ 13:39  | bateleros
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios