Domingo, 22 de junio de 2008
 

En el caso gallego, el peso de los municipios o concejos no fue tan relevante como

en el caso castellano. Sí hubo municipios, concejos o asambleas, pero fueron tímidos

atisbos de una libertad aparente más que real, ya que se hallaban totalmente dominadas

dichas asambleas populares por los señores. El derecho medieval generado en el

espacio gallego fue, antes que nada, un derecho de corte señorial debido a la propia

conformación política de la región gallega, caracterizada por la escasez de las tierras de

realengo y el peso específico dominante de la aristocracia laica y eclesiástica. Muchas

ciudades nacidas en este momento obedecen al impulso de los reyes y de los señores y

a sus directos intereses, como sucede con las principales localidades portuarias:

Padrón, tradicional puerto de Compostela cuyos usos y costumbres son ratificados en

el año 1164; Noya, que reemplaza al anterior por decisión de Fernando II en el año

1168, la cual es donada al arzobispo jacobeo; Pontevedra, que recibe un fuero del

mismo monarca en el año 1169; Ribadeo, fundado por el mismo Fernando II en 1182/
Antología de textos forales del Antiguo Reino
de Galicia (siglos XII-XIV)*Faustino MARTÍNEZ MARTÍNEZ


Publicado por a333 @ 9:37  | historia ribadeo media
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios