Viernes, 01 de agosto de 2008
El presidente de Portos de Galicia, Jacinto Parga, aseguró ayer en Ribadeo que la tramitación del proyecto para la construcción de una terminal semiflotante de carga y descarga en el puerto «sigue adelante», si bien matizó que, antes de convocar el concurso público, «queremos informarnos sobre si hay algún motivo técnico que lo imposibilite» y añadió que en ningún caso entraremos en un procedimiento si sabemos que no lo podremos acabar».

En este sentido, indicó que el proyecto será revisado por Patrimonio, pues parte de la obra ocuparía un suelo incluido en el ámbito de protección del casco histórico ribadense, y por el propio Ayuntamiento. Si la iniciativa no supera estos filtros, no se seguirá adelante con la tramitación.

Parga, quien visitó la localidad lucense para firmar el nuevo convenio laboral de los estibadores del muelle Mirasol, es el principal defensor del proyecto propuesto por la empresa Galigrain para servir a los intereses de la papelera Ence.

El próximo mes de septiembre, Portos presentará en Ribadeo un plan especial para el puerto, en el que se incluye la nave y cuya ejecución dependerá de la aprobación del Consistorio ribadense.

Hasta la fecha, la Corporación ribadense ha mostrado su desacuerdo con esta iniciativa. Parga lo tiene claro y por eso afirma que el proyecto «sólo saldrá adelante si una mayoría de la sociedad ribadense lo aprueba». Con respecto a la manifestación convocada por las asociaciones vecinales, indicó: «Me gustan las sociedades reivindicativas, pero, a día de hoy, ninguna se ha puesto en contacto con nosotros para pedirnos información».

Para la máxima autoridad de los puertos gallegos, este proyecto de terminal de carga sólo tiene sentido como garantía para «mantener los puestos de trabajo y la actividad comercial de Ribadeo». A este respecto, agregó que «apoyaremos cualquier propuesta técnica que garantice la carga».

El presidente de la Autoridad Portuaria gallega indicó que la propia empresa Ence, que usaría la terminal cubierta para dar salida por barco a su pasta de papel, «nos ha transmitido la necesidad de que eliminemos las incertidumbres del proyecto». No en vano la papelera está afrontado un proceso de ampliación de la producción y necesita despejar cualquier incógnita con respecto a la salida de su material.

En lo que concierne al proceso de competencia, abierto para que otras empresas pudiesen presentar proyectos similares, Jacinto Parga precisó que una empresa más presentó su oferta, aunque fuera del plazo indicado. No obstante, aclaró que «no va a haber ninguna concesión directa; si se tramita, será un proceso público».

Primeros datos

El pasado abril, la Xunta inicia los trámites y ofrece los primeros datos sobre el proyecto propuesto por Galigrain.

Los desencuentros

Los alcaldes con influencias en la ría rechazan el proyecto, pues la nave ocuparía 3.700 metros cuadrados en tierra y 2.200 sobre la ría del Eo. La Xunta y el Principado escenifican en los medios su opinión contraria al proyecto.

Nuevas propuestas

La iniciativa de Galigrain pretende servir a los intereses de la empresa papelera Ence, para dar salida por barco a su producción. Feve decide proponer una alternativa por tren.


Publicado por a333 @ 15:43  | nave puerto mirasol
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios