Domingo, 03 de agosto de 2008
 para dar salida a la producción de la pastera pontevedresa Ence pierde fuerza. Este lunes está previsto que se firme un acuerdo entre el Gobierno asturiano, la empresa Feve (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) y la propia pastera para transportar las mercancías por vía férrea.
Según el nuevo acuerdo, Feve conduciría hasta el puerto de Gijón unas 720.000 toneladas anuales, entre materia prima y producto transformado, convirtiéndose en el principal operador de Ence. Para ello, será necesaria la construcción de un nuevo ramal en la vía férrea, de un kilómetro y medio de longitud, que conecte Navia con el puerto gijonés.

Así las cosas, tanto los colectivos ecologistas como el Concello de Ribadeo, que se opusieron a la construcción del muelle flotante que anunciara Puertos de Galicia, acogen satisfactoriamente el nuevo proyecto, siempre que signifique la anulación de la terminal de carga y descarga que se pretendía levantar.

Los ecologistas dudan
El alcalde ribadense, Fernando Suárez, ha indicado en declaraciones a la Radio Galega que todas las fuerzas políticas tienen claro su rechazo a la terminal flotante. El puerto de Ribadeo posee a su juicio las características que facilitan la conexión por vía férrea entre puertos comerciales, y es además el que tiene implantadas las tarifas más bajas, un plus añadido desde el punto de vista económico.

Desde la Plataforma pola Defensa da Ría se opusieron desde el principio a la ampliación del puerto por el impacto ambiental de las obras. Ahora, dudan de las buenas intenciones de esta alternativa.

Su presidente, Evaristo Lombardero, señaló en la misma emisora que se trata de "una estrategia mercantil de Ence, que no supone necesariamente la paralización del galpón". Según ha explicado, el acuerdo con Feve y el muelle flotante no son medidas excluyentes, sino complementarias.

De salir adelante, el muelle flotante contaría con una nave cubierta de 25 metros de altura que ocuparía unos 6.000 metros cuadrados, 2.500 de ellos invadiendo el agua de la ría.

Críticas a ambos lados de la ría
En el momento de ser anunciada su construcción, la lluvia de críticas llegó desde ambos lados de la ría. La instalación de la nueva terminal en el puerto de Mirasol es una iniciativa que nació vinculada a Ence, principal cliente del muelle ribadense, y especialmente a los proyectos de ampliación de la fábrica de celulosa que esta empresa tiene en el municipio asturiano de Navia.

Desde el muelle de Ribadeo salen anualmente unas 240.000 toneladas de celulosa con destino a Alemania, Reino Unido, Bélgica o Francia, que Ence planea aumentar hasta las 500.000 toneladas anuales.

Galigrain, empresa gallega que solicitó la concesión administrativa para la construcción de la terminal, ya dispone de la gestión en otros puertos gallegos, como es el caso de Marín, donde existe una instalación similar a la que propone para Ribadeo, y por la que tiene cedidos los tráficos generados por la factoría de Ence en Lourizán. Fuente: El Progreso

 


Publicado por a333 @ 21:24  | nave puerto mirasol
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios