Mi?rcoles, 13 de agosto de 2008
(...) La Asociación conduce a los pueblos al pináculo del progreso.
Animemonos todos de un mismo interés y deseemos conseguir el mismo fin. En el único camino que podemos seguir para alcanzar el porvenir brillante que debemos divisar aún en medio de la oscuridad presente.
Y no pensemos para esto en la grandeza de los menos y en nuestra pequeñez. Una simple arena arrojada al proceloso Océano, es la nada; pero muchas arenas forman esos inmensos bancos, contra los que se estrellan las más formidables olas.
Publicado por a333 @ 16:49  | hist.ribadeocontemporanea
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios