Jueves, 13 de noviembre de 2008


Un, que aqui non naceu,
vaibos hoxe a contar
todo o que viu nesta vila
un que veu a pasear.
Subiuse a Santa Cruz
viu a vila alo no baixo

co´seus grandes caserios
a´suas terras, e seus prados
A un lado viu a ria
(¡e que galana bos e!
está propia para cantala
un Pondal e un ChanéGuiño

Viu log´a Pena Furada
ali no medio da ría
e cando mirou para ela
fuxironlle as peniñas.

Foy logo ver a Farola
que c´a sua Isla Pancha
dirixe os mariñeiros
de vapores e de lanchas

Dend´o alto d´Atalaya
poido tamen admirar
a Castropol as Figueiras
y a Torre de San Roman
o muelle de Figueirua

tamen o de Porcillan
e as suas lanchiñas dentro
cal pombiñas no pombal

Subindo a carretera
que dende este muelle vay
chegou a Obras Pubricas
y o barrio de Guimarán

seguind´asta Fonte Nova
as Catro Calles foy dar
ond´a vida d´esta vila
puido moy ben comtemprar

(Aqui polas mañas cedo
as leiteiras contas botan,
d´o leite que a venderon
e d ´o leite que lles sobra)
Foy log´a Praza de Abaixo,
d ´aqui hasta Cabanela;

e despois d ´andar un pouco
foy a salir a Pedreira
Deiqui seguiu hast´a Alza
camiño d´o Cemiterio
que por ser lugar de mortos
non quixo chegar a velo

E dando a bolta p´atras
foise chegar a Regueira
caminou hast´a Faxarda
e logo foy a Lodeira
Viu rapaciñas galanas
(e feas tamen hay)ç
que levan lume nos ollos
e garbo no camiñar
que cimbrean canto poden
pol´a calle principal
cand´estando boa noite
salen todas a pasear
Do Xardin os eucalitos
contaron tempos pasados

o mesmo ca Vilavella
onde oxe paseamos
Saleu todo encantado
d´os fidalgos q´aqui son
levando moitos recordos
gardados no corazon.

Inocencio González.Recogida en Las Riberas del Eo 4 de Noviembre de 1933
 ITINERARIOS PROPUESTOS POR ATALAIA: En una hora se sube a pie de Ribadeo a Santa Cruz por la Carretera de Vilela (Unos 3 Km).  Se puede contemplar toda la Ría y más allá, es decir la Punta de la Cruz, Figueras, Castropol y días claros se puede ver Tapia de Casariego.
En Santa Cruz está el monumento al Gaitero, obra del escultor oresano Failde, la pequeña ermita de Santa Elena y la Casa da Ría con su observatorio astronómico y sala de exposiciones (ésta última por el momento cerrada al público)
En Santa Cruz hay bancos, mesas, barbacoas, fuentes...y varios  caminos que explorar que  cruzan los montes, de eucaliptos mayormente.
 
Se puede bajar de Santa Cruz pasando por el pueblo de Ove donde podemos visitar la iglesia de San Juan del siglo XVI.  Si queremos recorrer lo que es el pueblo de Ove nos encontraremos con elementos pintorescos integrados en el paisaje como pueden ser los horreos o un puente romano en el lugar de A Palmeira
 
 
Volvemos a Ribadeo y nos encaminamos al Paseo de la Isla Pancha, Albergue de Peregrinos, zona del Parque Etnográfico del Cargadero, hoy restaurado y que sirve como mirador sobre la Ría. El reloj de sol. Las pequeñas playas de arena y piedra.  El Fuerte San Damián. La zona de las Carrallas y de Pena Furada (islotes) y llegamos a la Isla Pancha cuyo faro data d el siglo XIX.  Podemos bordear los acantilados de la zona y visitar la pequeña playa de Rocas Blancas. Enfrente la desembocadura del Rio de Villaselán y A Insua. En esa zona el Castro de As Grobas.
Podemos volver a Ribadeo por la carretera que desde el paseo va a Villaselán y puestos visitar la Iglesia de este pueblo. La llave a diferencia de otras iglesias, está colgada en una casa vecina al Santurario.Los marineros imploran el favor de la Virgen de Villaselán “Virxe de Vilaselán, danos o ventiño en popa...”, la capilla contiene curiosimos exvotos, algunos en forma de maquetas de barcos y data del s. XVIII.
De Villaselán a Ribadeo una media hora de camino.
 
Y en Ribadeo  nos vamos para la parte vieja.  Desde el Ayuntamiento, antiguo Palacio de Ibañez, antigua Casa de Casas por la calle de Villandrando, que fue uno de los Condes de Ribadeo y dicen que luchó en la Guerra de los Cien Años, y podemos bajar o por Ibañez, Hornos, o por la Plaza de Abaixo, Trinidad, o por Amando Pérez, Acevedo Rodríguez, Callejón de San Sebastián, Obispo Veres ... cualquier camino conduce a la Atalaya. Y todas esas calles conservan signos de los siglos de historia que han contemplado.
El Antiguo Colegio de las Monjas en la calle Trinidad del s. XVII. Con su escudo. En la Plaza de Abaixo, el edificio del Juzgado que debe datar también de fechas similares. Antes allí estuvo el Ayuntamiento. También con un escudo que ostentan muchas de las edificaciones de la parte vieja.
Y por cierto en el número 15 de la Calle Trinidad, la Panadería de Paleo con su tarta de Ribadeo. Sus empanadas. Sus riquisimos panes.

Y llegamos a la Atalaya y aqui  es hablar de la capilla más antigua de Ribadeo Según documentos existentes fue reconstruida durante la repoblación que Fernando II realizó en 1182 y se dice que ha sufrido más de una reconstrucción.

Está formada por una sola nave, arco triunfal y presbiterio, y en la fachada, escudo de la villa.Elementos que la distinguen: Muestra de arte Románico. Puerta frontal, con decoración en zig-zag ( siglo XIV). Todo el conjunto es depositario de una gran parte de la historia de la villa de Ribadeo. La capilla,conserva en su interior un retablo barroco (1777) con la imagen de la Santísima Trinidad y una pila de curiosa forma espiral montada sobre columna gótica.Retablo Barroco con tallas de distinta cronología.

Fue importante centro de devoción de los fieles en tiempos pasados en los que fue utilizada como iglesia parroquial de la comunidad y, al mismo tiempo, lugar de reuniones para la toma de acuerdos para el buen gobierno de esta villa. De la cofradia que tenía el patronato de la ermita tomó su nombre la calle de la Trinidad La Plaza empedrada en donde está situada la ermita está flanqueada por antiguas casas señoriales. Por una escalinata de canteria se baja a la primera terraza y llega al primer mirador con banco corrido a lo largo de todo un lateral del campo. Una doble escalinata nos lleva a una segunda terraza arbolada y pegada ya al precipicio.Parte de la antigua muralla de Ribadeo viene a empotrarse en la Atalaya. Un postigo establecía la comunicación entre la Atalaya y el barrio en que, según se cuenta, tuvo su palacio el Obispo Cebeyra.

La Atalaya ha sido utilizado como bastión defensivo (murallas bien conservadas) que formaba parte de las defensas primitivas de Ribadeo con seis piezas de artillería (venidas de Andalucia) y fue construido para defensa de la ribera de Porcillán. De la artilleria quedan solo dos piezas de hierro.

La Cofradia de la Trinidad (una de las nueve que ha tenido Ribadeo en los s.XVI y XVII) tenía su altar en la Atalaya y los antiguos gremios celebraban en ella sus reuniones (mercaderes, herreros, carpinteros, labradores, zapateros, mareantes y sastres) 

 Se accede a la Atalaya desde las calles Obispo eres/Trinidad, a traves del callejón de los Peligros o por el camino que asciende desde el Paseo Maritimo Alfonso Daniel Rodríguez Castelao y que bordea el acantilado. Desde la Atalaya se puede ver la Ría y en ella  la Punta de la Cruz, el Cargadero, Figueras, La Lieira, desembocadura del Rio Verbesa y Castropol, puerto de Porcillan, Paseo Maritimo Imagen

De la Atalaya podemos bajar al puerto por el Callejón de los Peligros y de ahi a Amando Pérez hasta Porcillán. O por un sendero a l Paseo Marítimo Daniel Alfonso Rodríguez Castelao.

En el muelle de Porcillán hay distintos bares-restaurantes, un hotel el AG y está el Club Naútico.También podemos recorrer el paseo marítimo y llegarnos a Mirasol y dar un paseo por la Playa de Os Bloques

Podemos subir al mirador de Obras Públicas desde Porcillán por Calvo Sotelo y contemplar la vieja fuente de Guimarán. O atravesando las escaleras que suben junto al Hotel Marinero y el Pazo de Guimarán (siglo XVIII?)

Dejando atrás el Faro de Obras Públicas y subiendo Calvo Sotelo, cogemos a la izquierda y podemos recorrer la calle San Miguel en donde está ubicada A Torre Vella D. Francisco Sierra Pambley  la construyó y  tiene la fecha de 1701 en un rótulo labrado en piedra
La Casa-Torre, junto con otros bienes y una escuela que había fundado, se vendieron en 1806, con un importe de 56000 reales

Dicha torre está unida a través de una galería  que une dicha torre con la vivienda de al lado, en la que se ven los restos de una puerta, ahora está tabicada, con formas de piedra labrada, donde tal vez algún día existió la vivienda de los primeros propietarios de la Torre-.
No se descarta que la torre hubiera sido reedificada sobre otra anterior, quizás de las primeras del antiguo burgo.
En uno de los mapas más antiguos que conocía el Licenciado Molina, aparecía Ribadeo entre dos castillos, puede que uno se refiriera a la antigua Torre del Conde de Ribadeo, que estando bastante deteriorada fue derribada para hacer la actual Casa dos Moreno, en el Cantón, a la izquierda

Y antes de llegar a la Plaza de José María López, cogemos el primer desvio a la izquierda según vamos y atravesamos A Fonte Nova, al lado de los antiguos restos de la antigua Muralla que progegia Ribadeo. Subimos por Padre Sarmiento y por Viejo Pancho y llegamos a las cuatro Calles: Rodríguez Murias, Reynante, Villafranca del Bierzo y San Roque. Hoy como antes son calles llenas de vida, de paseo, de bares, restaurantes y comercios en general. (Las cuatro calles y un tramo de Viejo Pancho son accesibles sin acompañante, la accesibilidad se extiende a la calle Pasarón y Lastra, San Miguel,  Reynante, San Francisco (y  la Iglesia Parroquial) y parte de Ramón González.)

Descansamos y nos ponemos de nuevo en camino. Praza de Abaixo donde a lo largo de los siglos se celebraban las fiestas y representaciones de la localidad. Flanqueda en uno de sus lados por la Torre de los Moreno, varios edificios de arquitectura destacable  y entre ellos el antiguo Cine Colón, hoy cerrado y sin uso.

Bajamos por Trinidad. Primer cruce a la derecha y estamos cruzando Padre Feijoo y si queremos podemos ver en la Calle Hornos el edificio del antiguo lavadero (Hoy cerrado al público), salimos a la Calle Ibañez y o bien bajamos por el Camino que desde Atalaya pedimos se denomine de los Remeros de Ribadeo a Cabanela o bien de Padre Feijoo, pasamos a la Travesía de la Rúa Nova y a mano izquierda tomamos otro camino que también conduce a Cabanela y que precisamente se llama Bajada a Cabanela.

En lo que fue antigua Playa. En lo que fue Cabanela episcopal, y ya en el siglo X  Sede de una Diócesis, los restos de la vivienda del Obispo Cebeyra (siglo XIII) 

 Y siguiendo la poesía nos recorremos el Paseo Marítimo y subimos un poquitin la Calle Buenos Aires y antes de llegar a donde está el Auditorio Municipal-Centro de Servicios Sociales tomamos unas escaleras que nos llevan a un camino (desde Atalaia hemos pedido que se le denomine de Ernestina Mansilla) que nos lleva a Amador Fernández/Clemente Martínez Pasarón es decir donde está el Parador de Turismo, el Hospital Asilo de San Sebastián y San Lázaro, el edificio de la Antigua Cárcel hoy Escuela de Música Carlos Alvarez-Fernández Cid, antes de llegar a la escuela está la Plaza de Concepción Arenal. La Calle Pedreira cruza de la Plaza a la Calle del Alza y ésta nos lleva hasta el Cementerio Municipal de Ribadeo construido gracias a una donación de los Hermanos Moreno en 1932 en frente del Cementerio de Castropol.

Y dando la vuelta atrás al llegar a la altura de O Cabozo do Zacurro, hotel restaurante, continuamos por Recarey hasta el cruce de San Francisco con la Diputación (A Rigueira que asi también se sigue llamando) y caminar por la Calle San Lázaro pasar junto a su capilla y llegar a la zona de la Faxarda ya en la parroquia de Ove.

De la Faxarda podemos volver por A Pega, por la Carretera de Vilela coger por junto al Campo de Futbol y por la calle Pintor Fierros (al lado de la Piscina Municipal) bajar a la Avenida de Galicia y de aqui pasaremos por el Jardin de Indianos, el Jardin de siempre con sus canapés donde la gente se sienta a descansar y por el parque infantil nos recorremos la Via Transversal, vamos a Carlos III donde están los multicines  y el Colegio del Sagrado Corazón, las ruinas de la antigua estación del ferrocarril minero a Villaodrid y por la Casa do Pobo (antes de Pablo Iglesias) nos llegamos a la Lodeira.

 

***También, dentro de las rutas y los lugares que aqui aparecen,  es accesible el recinto del Cementerio y sus servicios higiénicos.

Los Multicines son accesibles y están adaptados en su interior (Servicios higiénicos)  pero no hay rampa en la acera que permita llegar sin ayuda de acompañante al interior. La Parafarmacia Vidasana en Calvo Sotelo  es accesible.

A la accesibilidad que aqui nos referimos es sin acompañante y para personas en silla de ruedas. Cualquier aclaracion o enmienda que se nos señale en cuanto accesibilidad se  realizará de inmediato una vez comprobada.

 

 

Publicado por a333 @ 8:25  | itinerario-guia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios