Martes, 27 de enero de 2009


Desde Atalaia animamos a todos los vecinos a reclamar. Cubrir un impreso de reclamación (Los facilitan en la OMIC), adjuntar copia del recibo de la luz y cumplimentar con los datos de cada uno, si no se han sufrido otros daños que el corte, pues señalad que quereis que se os indemice por la falta de suministro electrico del viernes 24 de enero al domingo 26.  Pruebas hay suficientes de que hemos estado sin luz. Especificar que quereis el ingreso en la cuenta donde realizais el pago del recibo de la luz. Podeis presentar la reclamación en el Registro General de Documentos del Ayuntamiento de Ribadeo o en la OMIC. Atención a lo subrayado ya que está demostrado que las instalaciones eléctricas de BEGASA son inadecuadas, varios colectivos y asociaciones de Ribadeo hemos estado y estamos denunciando este hecho.
Han caido las grúas, los andamios instalados??Que inviertan los dineros que pagamos en instalaciones adecuadas

El art. 104 del Decreto 1955/2000 establece los mínimos exigibles de calidad en la continuidad del suministro, distinguiendo entre interrupciones programadas e imprevistas, no pudiendo superar éstas últimas una serie de valores que se establecen en dicho precepto y que se clasifican según se trate de zona urbana, semiurbana, rural concentrada y rural dispersa.

El incumplimiento de esos valores mínimos determinará la obligación para el distribuidor de aplicar a la facturación de los consumidores conectados a sus redes un descuento dentro del primer trimestre del año siguiente al del incumplimiento. Los descuentos. para aquellos que les interese, se regulan en el art. 105 del Decreto 1955/2000 (http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rd1955-2000.html), aunque debe advertírseles de que seguramente encontraran, como advierten algunas asociaciones de consumidores, que estos son insuficientes.

No obstante, ha de tenerse en cuenta que el mentado artículo 104 de Decreto 1955/2000 dispone que no se considerará incumplimiento de calidad los provocados por fuerza mayor. No obstante, establece que no son casos de fuerza mayor los que resulten de la inadecuación de las instalaciones eléctricas al fin que han de servir, la falta de previsión en la explotación de las redes eléctricas o aquellos derivados del funcionamiento mismo de las empresas eléctricas.

Entrando ahora a valorar aquellos casos en los que la falta de suministro eléctrico o las bajadas y subidas de tensión haya producido algún tipo de daño, la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece en su artículo 25 que el consumidor y el usuario tienen derecho a ser indemnizados por los daños y perjuicios demostrados que el consumo de bienes o la utilización de productos o servicios les irroguen, salvo que aquellos daños y perjuicios estén causados por su culpa exclusiva o por la de las personas de las que deba responder civilmente. Entre esos bienes y servicios, el art. 28.2 incluye la electricidad.


Publicado por a333 @ 19:44  | BEGASA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios