Lunes, 06 de abril de 2009
¡Pobre de mi corazón! es un nido
ansiado de tu dulzura. Te añoro.
Estoy falto de tu ola, de tu coro.
Sin ti, día a día, muriendo sin destino.

Cansados pies, sabéis bien el camino;
el tierno cantar del bosque, verde y oro

Luis Romay G. Arias/La Comarca del Eo
Publicado por a333 @ 18:36  | poes?a-canci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios