Martes, 26 de mayo de 2009
 

En las próximas semanas se decidirán los libros de texto de uso en cada centro educativo de primaria y ESO.

 

Una de las mayores dificultades de los niños a la hora de estudiar es tener que hacerlo en libros de texto que no están en su idioma, ya que el artículo 13 del Decreto 124/2007 pretendió suprimir la libertad de expresarse en español y reducir a la clandestinidad escolar los libros en ese idioma en la práctica totalidad del horario lectivo, las materias troncales, y dejarla a extinguir en las restantes.

 

Pese a que el Consejo consultivo de Galicia había dictaminado su falta de cobertura legal [dictamen 366/2007 de 12 de junio], el Bipartido hizo caso omiso de esa recomendación porque la tenía en Cataluña. (El “hecho diferencial” como imitación)

 

El 19 de julio de 2007 el Partido Popular entonces en la oposición presentó en el Parlamento gallego una proposición no de ley instando al Bipartito a garantizar la «... liberdade de uso das dúas linguas por parte do alumnado, tanto no seu contacto co profesor como na redacción dos exames ...» libertad que lleva aparejada la de poder estudiar en libros en su idioma, dentro de los dos oficiales.

 

Por su parte, ante la manifiesta ilegalidad de la prohibición mencionada, el entonces delegado de Educación en La Coruña ordenó su inaplicación, aunque referida a un caso concreto, en términos generales e inequívocos, mediante una orden de 01 de octubre de 2008, previo informe de la Inspección educativa de 08 de septiembre, con fundamento en la Ley y asunción expresa de la doctrina del Consejo Consultivo citada

 

Ante la confusión creada en esta materia por la pervivencia formal de una norma ilegal de rango inferior, y en tanto no sea formalmente derogada, creemos conveniente informar a los padres de que la libertad de expresión de sus hijos en cualquiera de las dos lenguas oficiales durante el horario lectivo, y la libertad de estudiar en libros de textos igualmente en cualquiera de las dos lenguas oficiales, se basan en la primacía de la Ley sobre los reglamentos ilegales conforme al principio de jerarquía normativa, ya que la aplicación de un reglamento ilegal supondría la inaplicación de la ley.

 

La asociación Mesa por la Libertad Lingüística inicia una campaña para informar de esos derechos cuya efectividad en este momento requiere que las listas oficiales de libros de texto que en fechas próximas expondrán los centros educativos en sus tablones de anuncios oficiales, recojan material didáctico en las dos versiones.

 

La campaña se desarrollará mediante solicitudes de los padres a los centros y peticiones de la asociación a los responsables administrativos y políticos de Educación.

 

La Junta directiva,


Publicado por a333 @ 11:25  | libertad de idioma
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios