Viernes, 31 de julio de 2009
Hace cincuenta o cuarenta años, en Ribadeo había una autonomía bastante grande, debido a su autoabastecimiento. Ribadeo era el punto de encuentro del comercio y del desarrollo más o menos autónomo de la zona. Todo aquel que quería estudiar o trabajar fuera del campo podía encontrar algo de trabajo en Ribadeo. Así nos encontramos, con que el principal centro de trabajo era la Empresa Ribadeo con 54 puestos directos, luego la fábrica de gabardinas de Llaú con muchas mujeres  empleadas, y a muchas más les daba trabajo para la casa (datos que se pueden recoger de la gente que trabajó allí y vive todavía). Luego estaba la fábrica de conservas de pescado Pelaez con más empleo . La fábrica de Alginatos de la Villavieja  con 16 empleados fijos y otros trabajando en la recolección de algas . Fábrica de cementos Lens, talleres mecánicos detrás del Garaje Parga, El Comercio con 3 camions de reparto y talleres mecánicos detrás de la carcel, hoy convertido en garaje y lavadero de coches. Había dos aserraderos,el  de Couso y  Conde (cerca del Laboral) y otro en el muelle de Mirasol. Había 10 barcos de pesca con más de 130 hombres embarcados, aparte de los que se dedicaban en tierra a venta del pescado y el mantenimiento de las redes, rederas y rederos (incluso en el Pósito se daban clases, para rederos y para títulos de patrones y mecánicos, Pancho Campos daba clase de motores y de taller mecánico, junto con el ayudante de marina que las daba de maniobra y leyes y reglamentos del mar). Todos esto  eran bienes de riqueza que te hacían autónomo. Mas de 500 puestos de trabajo entre unas y otras cosas.  Poco a poco, todo se fue hundiendo, muertos los promotores: Manuel Lens, Couso, Conde, Angel Llaú, Isidoro Nistal, los Decanos armadores , del Huerta, Moreda, Pablo Mújica, etc. .

De conversaciones con Pancho Campos.

Publicado por a333 @ 23:50  | de la historia de Ribadeo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios