Martes, 18 de agosto de 2009

Nacido en zamora en 1.937, vino a residir a Ribadeo a los cuatro años de edad.
Estudió Bachiller Superior, se examinó para Gestor Administrátivo abriendo una Gestoría.
Hizo la carrera de Graduado Social en Santiago y en el año 1.959 se dió de alta como Consignatario de Buques y en 1.966 obtuvo la plaza de Agente Oficial de Aduanas.
En los años 1.950 y adelante, Ribadeo, tenía una flota pesquera de arrastre muy importante, no encuentro explicación como se dejo escapar esa flota para otros Puertos, posiblemente faltó la persona adecuada en ese momento, por el contrario el movimiento de buques Mercantes estaba en declive.
Esos años los dedica Antonio Pertejo a viajes y visitas con plena dedicación de búsqueda de clientes para el Puerto, ofreciendo seriedad y buenos servicios. Estas búsquedas dieron sus frutos y comenzaron a trabajar por Ribadeo, barcos con carga de madera de mayor volumen que los quese cargaban diariamente en Vegadeo. Los barcos de Sal que se descargaban en gabarras para Porto iniciaron sus trabajos directamente a camiones en este Puerto; Comenzó la carga de arena de mina para Castellón (cien mil tms); Se inició la carga de Magnesitas para los Paises Europeos y apareació la joya de la Corona, la pasta de papel. Cuenta Antonio Pertejo que es curioso que en sus visitas a Madrid para conseguir esta mercancia varios Directivos desconocian que Ribadeo fuera Puerto de mar y estuviera tan cerca de Navia.
Entre las ideas que desarrolla A. Pertejo, se encuentra el abastecimiento en este Puerto de Maíz, Cebada, Trigo y otros para los ganaderos de la zona Astur-Galaica, ya que antes tenían que desplazarse a La Coruña y Gijón para ese suministro. Como una cosa conlleva a la otra, también se puso al servicio de los labradores de la zona el suministro de abonos del que se servían enviando camiones a los puertos antes citados.
Para conseguir todos estos movimientos de mercancias es imprenscindible la construcción de Almacenes ya que todos estos productos no podían quedar depositados a la intemperie por miedo a sus peores enemigos la lluvia y el viento.
Todo esto fue una labor de años, pero la labor de Antonio Pertejo consiguió que el Puerto de Ribadeo fuera con diferencia el más importante de los Puertos Mercantes dependientes de Portos de Galicia de las tres provincias costeras que son 122.


Publicado por a333 @ 16:03  | nombrehistoriarib.contem
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios