Lunes, 12 de octubre de 2009
Publicado por a333 @ 19:19  | hist.ribadeocontemporanea
Comentarios (0)  | Enviar

Amparo Bellon y Ramón acuña también nos contaron anécdotas relacionadas con este periodo:

-Las tripas del congrio se usaban para hacer aceite.
-Los corazones del pescado originaban peleas entre las trabajadoras que se los llevaban para comer.
-Donde estuvo la tienda de Emérita de A Veiga, antes de Armando da Veiga, fue inicialmente el ultramarinos de las Crixas.
-El aceite se iba a buscar por cuartillos.
-El café y el azúcar te lo daban en cucuruchos en las Santanderinas.
-El estraperlo se basaba en comprar (O intercambiar)  y traer de Asturias artículos que estaban penalizados en Galicia. Las rutas del estraperlo no terminaban necesariamente en Asturias.
Las penalidades eran muchas pero mucha gente del pueblo sobrevivió gracias al estraperlo.
-En Semana Santa en la estación de cada Via Crucis se colocaba un altar (Ante la Casa de los Bustelo, en La Trocha...) y los pasos eran llevados a hombros por marineros: Puga, Pixeto, Manolo y Pedro del Rulo... (que venían ser también los que bailaban los cabezudos)
-Un día a la semana a los mendigos se les daba de comer un plato de caldo en Guimarán.
-Hasta bien entrados los 60 en Ribadeo el agua procedía de las fuentes y tenía que ser llevada a calderos para uso doméstico.


Comentarios