Mi?rcoles, 21 de octubre de 2009
Publicado por a333 @ 7:52  | documentos asociacion
Comentarios (0)  | Enviar

El Ribadeo que no queremos.

En nuestros 43 puntos "
Buscamos devolver a Ribadeo la riqueza y la importancia que ha tenido en otras épocas tanto en lo social como en lo cultural. Un pueblo que ha tenido un Presidente de Gobierno como Leopoldo Calvo Sotelo, destacados integrantes de la generación del 27 como Dámaso Alonso, miembros de la Real Academia de la Lengua Española como Juan Menéndez Pidal, pintores como Amando Suárez Couto o Benito Prieto Coussent, escritores como Agustín María Acevedo Rodríguez o Francisco Lanza, escultores como José María López. Pueblo contemplado en las obras de José María Pereda de Emilia Pardo Bazan o de Camilo José Cela (por citar solo tres y al azar)...merece un cuidado y un respeto del que no goza ahora."

Y así es en nuestros paseos podemos comprobar el estado ruinoso de la Fuente de Guimarán y la fachada de la Casa del Obispo Cebeyra en Cabanela (ambos lugares habían sido restaurados siendo alcalde Eduardo Gutiérrez), los Canapés en estado de abandono, la Torre de los Moreno pese o por las obras de reparación efectuadas, sin cristales y acrecentando a pasos agigantados su ruina.

Plazas con encanto convertidas en depósitos: de contenedores la de José María López, de materiales de obras la de Abaixo y mejor no poner calificativos a  la de Alvarez Miranda.

Aceras y calles con losetas sueltas, obras recién terminadas (como la de Carlos III) en la que se han dejado agujeros en los que cualquier niño (o mayor) puede tener un accidente.

No hace muchos años para obrar se requerían una serie de medidas de protección del pavimento, para circular por nuestras calles y caminos el tonelaje tenía que ser respetado. Eso ha cambiado y así luce Ribadeo. Y el dinero que se gasta en reparaciones (si se llega a reparar) es de los vecinos.

Ribadeo tiene un pasado que se remonta a muchos miles de años atrás pero ¿tenemos futuro?

Ven mañana a las Tertulias de Otoño de Atalaia y participa ya que participar es una forma de buscar solución a este Ribadeo que no queremos.


Comentarios