Martes, 10 de noviembre de 2009
 

El Corte y Confección dio renombre a varios pueblos de España, Tenían academias en Ribadeo Pilar Díaz en el año 1.931 y en Ramón Glez y en la calle Trinidad Sara Mastache González en 1932.

El oficio de Corte y Confección formaba parte de los programas educativos durante la Segunda República.

Los trabajos de labores textiles realizados por las mujeres se encuentra en los orígenes de las sociedades

Se entiende pues que la costura -y por extensión todo el sector relacionado con el textil-, ha sido el oficio femenino por antonomasia.

Una vez que se conoce el oficio se trabaja en talleres de costura, en modisterías o en sastrerías. Las modistas son las trabajadoras de la aguja independientes que realizan un trabajo remunerado del que

puede llegar a vivir una unidad familiar.

Se conocen intentos de sindicación de las modistas, sobre todo en la época de la II República, y en las primeras décadas del franquismo, hasta los años 60, fue un oficio muy extendido, sobre todo en medios

urbanos.

Otra forma de ejercer el l oficio textil era en las fábricas mayoritariamente ocupadas por mano de obra femenina.

En Ribadeo los Talleres de Llaú estaban en los bajos de la Casa de los Perecitos (En la Plaza de Alvarez Miranda ) y despues, por precisar más espacio se trasladaron a la Calle San Roque

Llego a tener más de cincuenta mujeres trabajando.

Desde Atalaia creemos que los colectivos de mujeres trabajadoras deben estar presentes en nuestras calles favoreciendo el que se conozca el papel que jugaron en nuestra Historia Local.


Publicado por a333 @ 17:23  | nombres de mujeres
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios