Martes, 24 de noviembre de 2009

 ignorada, sometida y subordinada y esto puede ocurrir independientemente del país, clase social, nivel económico, etnia, cultura y edad.

Atalaia quiere mostrar su solidaridad con las víctimas de este tipo de violencia y señalar unos colectivos que, debido a su condición, son especialmente vulnerables ante el maltrato y la violencia, con lo que encuentran dificultades añadidas para demandar la ayuda necesaria: las mujeres discapacitadas y las prostitutas cuando son forzadas mediante la violencia y el chantaje.

Cerrar los ojos ante esto es colaborar a que estas discriminaciones se sigan produciendo.

Participar sin hacerlo realmente, votar lo que sea mandado. La opinión de las mujeres ¿Cuenta?

No se da importancia en la vida cotidiana, voto si, pero ¿Opinión? Quién manda busca obediencia.

La lucha contra cualquier tipo de violencia se hace día a día y esa es una de las razones de la existencia de Atalaia, conseguir un mundo un poco más justo, más solidario y donde el respeto impere.



La quiere entre barrotes para que nunca brote


Publicado por a333 @ 18:35  | documentos asociacion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios