Domingo, 17 de junio de 2012

http://www.um.es/adegap/docsinfo/725_libro_3.pdf

 

Autor: Juan Antonio Varona Arciniega, 78 páginas.

 

Presentación
De los diferentes desafíos que afectan a las Administraciones Públicas, la adecuación organizativa
a sus respectivas misiones, en un marco de calidad y eficacia, está convirtiéndose
en una fuente de ideas e iniciativas. Desde quienes aún defienden la trasposición de técnicas
del sector privado hasta quienes defienden un modelo de gestión organizativa pública
singular, lo cierto es que, cada vez más, cómo se gestionan las organizaciones públicas es una
cuestión con una clara dimensión política y social. Para quienes defendemos un sector público
sólido y eficiente, es decir, con un claro compromiso de prestación de servicios al ciudadano
a la par que riguroso en el uso de los recursos presupuestarios, el cómo se configuran
las Administraciones Públicas y se ponen en juego procesos, sistemas de información y puestos
de trabajo constituye un desafío básico. Y lo cierto que buena parte de la cultura de dirección
que gobierna a estas organizaciones demanda, cuando menos, una adecuación a una
sociedad que en términos de necesidades y desafíos reclama servicios públicos eficaces y eficientes.
Pero, y de ahí la dimensión social de la cuestión, esa demanda ciudadana nos obliga
a una gestión de las organizaciones públicas que supere el marco regulador que actualmente
la preside y adquiera la dimensión de visión estratégica y gobierno que debería suponer
si queremos que las mismas se legitimen socialmente.

 

Visto lo anterior y dado que en Atalaia hemos presentado varias propuestas propias, que el anterior coincide con nosotros en lo necesario de un cambio ya que los ayuntamientos, el ayuntamiento de Ribadeo que es el que conocemos de cerca, no parece responder ma´s que a criterios represivos, recaudatorios, de "representación institucional" (es decir se representa a si mismo mediante gabinete de prensa y otras parafernalias) y luego manteniendo un entorno a  su alrededor que ya resulta obsoleto pues es el mismo seguido a largo de siglos de Historia, sin ponerse al día ni en cuanto a Participación ciudadana, ni  en cuanto a una gestión transparente.. por saber un ciudadano que se adentre en los pasillos del Consistorio, no sabe a donde debe dirigirse para cobrar una factura, para pagar un impuesto, para solicitar licencia de obras.. pero esto no es lo peor.. ¿Ês preciso esperar dos días para recibir un certificado de empadronamiento? ¿Cuánto tiempo nos tardan en expedir una licencia? ¿Por qué no existe una oficina de información que este al tanto de todos los trámites municipales?  Vemos en prensa que existen establecimientos sin "la oportuna licencia".. en consecuencia no es TAN OPORTUNA, PRECISA NI NECESARIA.  Transparencia señores. Y pasamos este artículo a los foros de atalaia por si para alguno es de interés.


Publicado por a333 @ 10:06  | documentos asociacion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios