Jueves, 14 de mayo de 2015

Sección 2.ª Régimen de utilización de las playas
Artículo 65. Utilización y ocupación de playas.
1. Las playas no serán de uso privado, sin perjuicio de lo establecido en la Ley 22/1988, de 28 de julio, y en el presente reglamento sobre las reservas demaniales.
2. Las instalaciones que en ellas se permitan, además de cumplir con lo establecido en el artículo anterior, serán de libre acceso público, salvo que por razones de policía, de economía u otras de interés público, debidamente justificadas, se autoricen otras modalidades de uso.
3. Las edificaciones de servicio de playa se ubicarán, preferentemente, fuera de ella, con las dimensiones y distancias que se recogen en los artículos siguientes atendiendo a su naturaleza (artículo 33.1, 2 y 3 de la Ley 22/1988, de 28 de julio).
Cuando, a juicio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, no fuera posible ubicar las edificaciones de servicio fuera de la playa, sobre el paseo marítimo o los terrenos colindantes, se podrán situar adosadas al límite de aquélla.

Del RD 876/2014 por el que se aprueba el Reglamento General de la Ley de Costas

Aún cuando el libre acceso público sea una premisa, aún cuando Ribadeo cuente con muchas calas (aparte de los preciosos paiasajes que ofrecen las de la Devesa: Catedrales, Esteiro, Islas, Castros, Porto..) las hay que en tiempos fueron accesibles como las que se hayan entre el Fuerte San Damián y Pena Furada o la de Olga en Piñeira.  Roca y arena.

Desde Atalaia intentaremos que se recuperen y que los caminos de cabras que a veces se habilita para llegar a ellas, se transforme en una bajada que aún cuando no sea accesible a toda la población si permita a ribadenses y visitantes que se acerquen a ellas, bajar sin riesgo de deslomarse.


Publicado por a333 @ 9:33  | geografia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios