S?bado, 26 de noviembre de 2022

De Olimpia de Gouges y aplicado a ese libro que contiene 44 biografias de "Ribadenses destacados" entre los siglos XIX a XXI y en el que solo aparecen tres mujeres.

Por no recoger, no entran ni tan siquiera mujeres que figuran en nuestras calles Sor Pilar de León, Ernestina Mansilla, Amadora Suárez Couto pese a que sus hermanos si aparecen al igual que Primitivo Díaz, instructor de Saudade  que no destacaron lo suficiente para figurar. Y en el apartado de benefactores las muchas que fueron reconocidas como hijas adoptivas y benefectoras (entre ellas Ernestina) brillan por su ausencia.

Las mujeres lo hemos tenido muy crudo para aparecer en escena y así si tenemos en cuenta que el derecho al voto en España se logró en 1931 para, seguidamente, sumergirse en la larga noche de piedra. Si tenemos en cuenta que la primera mujer en entrar en una facultad de medicina en España lo hizo en 1874. Que las primeras maestras reconocidas como tales aparecen también en esas datas, que en Ribadeo, la primera mujer concejala lo fue Pili Real Cangas en 1980 y eso lo recoge Juan Carlos Paraje Manso en su artículo "Las Mujeres en el poder", pasarían 20 años para que otra mujer se sentase en los sillones del Consistorio ribadense, sería María Paz Ramos.

Otra cosa, aparte del machismo latente en ese libro en él no aparecen colectivos como las trabajadoras del mar y fruteria que si lo hacen en escritos de Justín Navarret, las mujeres de las fábricas de conservas, las trabajadoras de los talleres de LLaú, las de la Casa Fábrica (y en este caso voy mucho hacia atrás).. pero claro su nivel social no es merecedor de reconocimientos según en qué circulos, pese a que esas personas han sacado adelante a familias y a Ribadeo (Lean "La industria conservera en Ribadeo" de Navarret)

Las mujeres trabajando en el campo, las represaliadas en la guerra civil y que no son pisadas en los adoquines colocados, las curanderas... todas las sin título porque los hombres no lo permitían. Muchas borradas de la Historia por la quema de libros, documentos...Otras sobrasaliendo como la directora de la Coral Polifónica, Marí Carmen Rodríguez Cancelos y muchos otros nombres tan evidentes y tan sobresalientes como ese.

¿Donde estamos? Seguimos en la sombra. Pobre Egeria


Publicado por a333 @ 7:12  | de la historia de Ribadeo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios