Domingo, 27 de noviembre de 2022

En Atalaia, en nuestros puntos, estamos en contra de cualquier tipo de discriminación, negativa o positiva. Se nos ha achacado el ser feministas. No lo somos. Se ha dicho que somos un grupo de mujeres, no es cierto, son mayoría los compañeros masculinos.

Muchos de los nombres que aparecen en el libro comentado en un artículo anterior como el de Antonio Rodríguez Darriba o el de Primitivo Díaz, fueron propuestos, entre otros muchos que consideramos merecedores, para que nombrasen calles.

Una obra es algo personal, algo inherente y que sale de su autor pero cuando esta obra es presentada a nivel institucional, apoyada por las instituciones entonces da que pensar, porque antes de apoyar algo deben examinar y comprobar que, al menos lo que ha sido distinguido y aparece ya de alguna manera recogido en calles, plazas o documentos, debe permanecer.

Los que soís jovenes, los que no habéis vivido en la época franquista pues podreis pensar que tenemos los mismos derechos. El voto para la mujer, y a costa, de mucha lucha, se logró con la Segunda República en 1933 y como con Franco se suprimieron las elecciones democráticas, no se pudo volver a votar hasta 1977.

Las mujeres republicanas con hijos se tenían que quedar pese a la represión que sufrieron en los pueblos ocupados, sus parejas marchaban al frente a luchar, ellas quedaban para soportar lo que los vencedores tuvieran a bien hacer, por eso mi mención a los adoquines.

Hubo una depuración consistente en la quema de todo lo que se alejase de los ideales franquistas, contaba Manolo Torviso, un gran hombre ya fallecido, como sacaban libros de la biblioteca y los quemaban. El cuadro de la República pintado por Amando Suárez Couto y que estaba en el ayuntamiento, fue destruido y para que no le destruyesen a él, Amando tuvo que escapar y esconderse fuera de Ribadeo. Blanca Quiroga, esposa de Rafael Fernández Cardoso que de aquella era alcalde de Ribadeo, tuvo que escapar y fue juzgada por rebelión. Muchas mujeres fueron asesinadas o represaliadas sin constancia, no asi, Rosalía Alonso Lastra a la que mataron de un balazo de forma accidental. Dominica Alvarez Dominguez, juzgada en Lugo por rebelión, Belarminade la Vega González,  mujer de Margolles, Petra Díaz Trocha, Rosario Parga Fernández, Aurora Puerto Junquera, Esperanza Vázquez Lastra...pero la inmensa mayoría, reitero, no va a figurar en ningún papel.

En este blog aparecen en la categoria de nombres de mujeres, muchas. Se han hecho tertulias, paseos y mucho más para reivindicar un lugar en la historia de este plueblo. Saudade, por ejemplo, ya suponen una categoría en si ya que tenemos muchos artículos sobre ellas, mucha información sobre este grupo pionero que paseó a  Ribadeo internacionalmente. Su calle las recordará para siempre, ahora que ya faltan algunas de sus componentes, entre ellas un nombre muy querido por nosotros, el de Concha Redondo Lastra.

Al César lo que es de César. No nos quitéis lo poco que nos queda


Publicado por a333 @ 8:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios